Lo importante de la comunicación es escuchar lo que no se dice